Benito Juárez
 

Benito Juárez García (San Pablo Guelatao, Oaxaca, 21 de marzo de 1806 – Ciudad de México, 18 de julio de 1872), pasó a la posteridad como uno de los personajes más importantes y significativos de la historia mexicana gracias a las reformas constitucionales que asumió durante su etapa como presidente de la nación, las cuales decretaban la separación de los bienes públicos y del Clero.

"Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz", Benito Juárez


La vida de este abogado y político oaxaqueño se vuelve relevante al momento de enumerar los muchos logros y empresas que realizó a través de sus días; de origen zapoteca, Juárez llegaría a ocupar la presidencia de México en repetidas ocasiones, y realizaría uno de los hechos más importantes de la vida del país, al proclamar las leyes de reforma, con las que la separación entre los bienes de la iglesia y del Estado se volvería una realidad.

Por esta causa, diferentes universidades que se encuentran en diversas partes del país, suspenden sus clases. A nivel universitario, maestros y alumnos adelantan clases para que la celebración del natalicio de Juárez no afecte los programas académicos y estos puedan ser concluidos en tiempo y forma, mientras que a nivel preescolar y primaria realizan festivales por el inicio de la primavera.

Tantos ajustes no son para menos si se considera que Benito Juárez fue el protagonista de una de las épocas más importantes del país, en la que según varios historiadores, México se consolidó como una República y es un personaje al que por sus méritos se le ha bautizado como  “Benemérito de las Américas”.